Como fotógrafo profesional uno de los rubros en los que más prolifero y mejor me desempeño es en el rubro de la fotografía institucional. Explorar una empresa exitosa desde el ojo de mi cámara es algo que me apasiona. Retratar el lugar de trabajo y a las personas en sus oficios es un reto que cada día trae sus propias sorpresas y emociones.  Buscar la mejor cara de la empresa, trabajando las más de las veces con luces naturales, es una experiencia siempre gratificante por el proceso y por los resultados. 

En la fotografía de eventos empresariales me destaca la seriedad, profesionalismo y discreción. Todo buen fotógrafo profesional sabe como desenvolverse en este tipo de eventos de manera de capturar los momentos más relevantes y espontaneos sin incomodar a los participantes. Para ello trabajo con un variedad de lentes para lograr variedad de tomas, desde planos abiertos a retratos a distancia sin ser percibido y flashes de estudio para evitar el flash de cámara me delate, logrando retratos naturales y espontáneos. Como buen fotógrafo profesional siempre utilizo equipos de vanguardia.

La fotografía de producto es un rubro donde todo fotógrafo profesional debe mostrar su verdadera madera. Es la más sofisticada de las áreas de la fotografía profesional. Tanto por las variantes como por el objetivo por el que se realizan este tipo de fotos, hay que prestar minuciosa atención a los detalles. Se requiere un correcto y anticipado planeamiento y producción, teniendo desde el vamos una idea precisa y clara de lo que se busca comunicar. Si bien el fotógrafo profesional siempre trabaja con la luz como su pincel, en el caso de la fotografía de producto el tratamiento de la luz debe ser matemáticamente medido, planificado y ejecutado. Por ello siempre que se puede y el producto lo permite, así como el concepto, se intenta trabajar en estudio o con estudio portátil cuando la producción lo requiera. Al trabajo de pre-producción y planificación, la producción y el shooting, se suma un trabajo muy especifico y especializado de post-producción donde se llevan a cabo todos los retoques sobre la fotografía de producto para lograr un resultado perfecto. Si bien es el área de mayor trabajo para el fotógrafo profesional, es también la de mayores satisfacciones.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now